Grimaldi SIOSA Lines

julio 27, 2011

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Grimaldi SIOSA, una de las navieras italianas de mayor solera, ocupa un lugar importante en la historia de los trasatlánticos de la emigración. Con sede en Génova, sus comienzos en el tráfico marítimo se remontan a febrero de 1948, cuando entró en servicio el buque Orione, un antiguo “Liberty” que representó el punto de partida de una importante carrera en el mundo naval de la posguerra.

Aprovechando las circunstancias favorables del momento, Fratelli Grimaldi adquirió en enero de 1949 el vapor Ruahine, que fue adaptado de manera espartana e incorporado en agosto de ese mismo año a la línea de Venezuela con el nuevo nombre de Auriga. En febrero compró el buque Marengo, luego rebautizado Urania II y, al mismo tiempo, adquirió a Ellerman Lines el buque City of Hong Kong, que pasó a llamarse Centauro, así como el buque Charlton Sovereing, por entonces propiedad de la familia griega Chandris y que sería rebautizado Lucania en 1953.

El trasatlántico "Auriga" zarpa de Santa Cruz de Tenerife

El trasatlántico "Urania II", visto por la banda de estribor

El trasatlántico "Lucania" y sus dos chimeneas

La evolución del negocio determinó en enero de 1955 la constitución de Sicula Oceánica Societá per Azioni, conocida como SIOSA Line, con sede en Palermo (Sicilia) y con el apoyo financiero del Gobierno italiano[1]. La compañía adquirió en aquel año los trasatlánticos Campana y Florida, de la flota de Chargeurs Réunis, que fueron rebautizados Irpinia y Ascania, respectivamente. En febrero de 1956 compró a la compañía Canadian Pacific el buque Empress of Australia, que pasó a llamarse Venezuela y en 1959 se formalizó la sociedad Grimaldi‑SIOSA Lines, integrada por Fratelli Grimaldi y Sicula Oceánica.

La compañía cubría dos líneas principales que enlazaban desde el Mediterráneo con Venezuela. La primera, con base en Génova y escalas fijas u opcionales en Palermo, Cannes, Barcelona, Málaga, Vigo, Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas y la segunda partía de Rotterdam y Southampton y realizaba escalas en Santander, La Coruña, Vigo, Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas, La Guaira, Curazao, Kingston, Vera Cruz, La Habana y Port Everglades.

El trasatlántico "Venezuela" se perdió en 1962, cerca de Cannes

"Irpinia", el trasatlántico más famoso de Grimaldi SIOSA

A partir de 1957 el servicio del Atlántico Norte lo realizaron los trasatlánticos Ascania e Irpinia, en un itinerario que se iniciaba en Génova y realizaba escalas en Nápoles, Palermo, Gibraltar, Azores, Quebec y Montreal. A partir de 1960 incluyó una escala en Nueva York.

En 1962 el “liner” Venezuela sufrió una varada en Cannes y fue desguazado. Para sustituirlo se adquirió en 1965 el trasatlántico Vulcania, que fue rebautizado Caribia. En 1966 la compañía pasó a denominarse SIOSA Line y por entonces sólo mantenía en servicio los buques Irpinia y Caribia, que poco después fueron al desguace. Grimaldi formó parte entonces de Ausonia Crociere S.p.A., que operó el buque Ausonia. En sucesivas crónicas abordaremos las historias marineras de cada uno de los barcos citados.

Fotos: Archivo Juan Carlos Díaz Lorenzo


[1] La compañía fue constituida el 4 de enero de 1955 en Palermo ante el notario Vito di Giovanni, con un capital inicial de un millón de liras, en acciones de mil liras cada una. El 16 de febrero siguiente aumentó a 500 millones de liras y el 12 de diciembre de ese mismo año, a un millardo de liras. El administrador único inicial fue Luigi Grimaldi, siendo sustituido en breve por su hermano Guido.

Anuncios